La salvaguardia es el eje prioritario de las políticas públicas orientadas a garantizar la viabilidad del patrimonio cultural inmaterial a través de diversas medidas como la identificación, documentación, preservación, protección, promoción, valorización, transmisión y revitalización cultural del patrimonio en sus distintos aspectos. En ese plano, el aporte interdisciplinario de las Ciencias Sociales y su difusión es clave para profundizar en la producción de conocimiento socialmente significativo que sirva a los intereses de la transmisión intergeneracional del PCI.


“Recuperando nuestra identidad. Cantoras del Norte Neuquino”

Soledad Cabezas – Luis Castillo Narrea

Primera parte de una investigación realizada por Soledad Cabezas y Luis Enrique Castillo Narrea en colaboración con el Instituto Mexicano de Curaduría y Restauración en Agosto 2019, con la colaboración especial de Silvia Canales, Ramona Vázquez y Susana Valdez, a partir de la cual se realiza un análisis de la historia, cuecas, tonadas y experiencias de vida de las cantoras del norte neuquino.

Libro “La cueca”

Héctor Alegría

De acuerdo a Isidro Belver “La cueca” viene a llenar un vacío histórico y genético, rastreando sus orígenes desde la esclavitud negra del Perú, donde nace la zamacueca “libertaria”, introducida en Chile y Mendoza por el guitarrero Libertador José de San Martín. Esta antigua zamacueca, cueca después, hermana de la zamba y la cueca cuyana, se fue estableciendo silenciosamente en el Alto Neuquén, en las ramadas de descanso y acampes de veranada y engordes del ganado pampino bonaerense, arreado por los primitivos mercaderes, pehuenches, maloneros y ganaderos del mercado de Chillan. La cueca no es una enciclopedia terminada y abrochada para cubrir estanterías como material letrado para consultas. Pretende refundar en los ambientes culturales, instituciones educativas, interesados y cultores de lo nuestro, los muchos conocimientos y sabidurías neuquinas subterráneas familiares; sobre este baile nuestro incomprendido, odiado, silenciado, despreciado, cultivado en secreto, y ofendido desde todos los niveles intelectuales mandantes. De cada página o capítulo, figuras y fotos, puede salir la semilla para ampliar el tema en las escuelas, libros, talleres y estudios creativos y en constante desarrollo, como la cueca misma, que irán a complementar y aumentar nuestro Baile Patrimonial, que ya tiene su Capital de la Cueca Neuquina, Las Ovejas.

Artículo: “El hombre es tierra que anda”. Los crianceros trashumantes del Alto Neuquén en perspectiva histórica, siglos XIX-XX

Nicolás Padín

El artículo es el resultado de una investigación histórica que tiene por finalidad el análisis diacrónico de los crianceros trashumantes del Alto Neuquén, sus características, conflictos y devenir histórico y de un complejo universo sociocultural que los tiene como basamento económico-social a partir de la cual se estructuran diversas expresiones culturales caracterizadas por las cantoras campesinas, festividades religiosas y una cocina tradicional rica en variaciones. Tomando como punto de partida, la crítica a la actual celebración romántica de los crianceros desde los discursos políticos y mediáticos, el escrito se propone deconstruir el proceso de constitución de esta práctica, restituyendo la historicidad de sus transformaciones, permanencias y litigios con el poder político instituido.
El escrito se detiene en jalones clave del itinerario histórico de esta práctica social, económica y cultural secular, en tanto actividad que implica movimientos cíclicos de ascenso y descenso de los crianceros y sus animales, entre las tierras bajas, donde se sitúan las “invernadas” y las tierras altas de la Cordillera de los Andes y la Cordillera del Viento, donde se localizan las “veranadas”. El artículo evidencia cómo los y las pastores/as trashumantes (productos históricos de una compleja hibridación indígena, criolla y chilena) sortearon hábilmente diversos desafíos que pusieron en entredicho su supervivencia, en una parábola que los situó desde un lugar de desconfianza, hasta en la actualidad, ser objeto de una fuerte invocación pública desde la perspectiva del patrimonio cultural.

Libro “Colonizar argentinizando. Identidad, fiesta y nación en el Alto Neuquén”

Rolando Silla

Como plantea Otávio Velho Colonizar argentinizando “constituye una contribución sin igual, porque navega con extraordinaria sutileza en el medio de varias contradicciones, escudado en un trabajo de campo y una etnografía que lo retiran del terreno de la mera especulación o del embate ideológico. Es capaz de hacer justicia a la importancia de la presencia del Estado y sus agentes, así como de otros agentes no-estatales que habitan y operan en el Alto Neuquén. Al mismo tiempo, registra, en una etnografía ejemplar, la acción social en su faceta local, nacional e internacional, y hasta integra a los denominados grupos étnicos, complicando el significado, la valoración que poseen y demostrando su actualidad y modernidad. Actualidad y modernidad que son el resultado de procesos más amplios de creatividad cultural, lo que permite a esas poblaciones reinventar sus formas de existencia, de pensar y de actuar en el mundo en el que habitan. Habitar que a su vez se realiza a partir de ambigüedades y polifonías, mostrando que está en juego, igualmente, una epistemología del doble vínculo extremadamente rica y productiva que nos sugiere la necesidad de pensar la vida social con categorías de complejidad que superen visiones todavía pautadas — consciente o inconscientemente— en los paradigmas de la ciencia clásica”.